29.06.2017

¿Cómo prevenir las grietas en el cemento? Causas y reparaciones de grietas en hormigón

0

Las grietas en las edificaciones son un problema común, hoy abordaremos este tema empezando por los tipos de grietas en el cemento, las causas que las producen y qué métodos son apropiados para reducirlas.

Por más que lo deseemos, estas fallas son inevitables y lo mejor que se puede hacer es optar por medidas preventivas.

Tipos de grietas en el cemento

Debido a la naturaleza de la construcción con hormigón, estos defectos aparecen en dos momentos precisos: antes del fraguado o después del mismo. En este sentido, podemos catalogar las primeras de la siguiente manera:

·             Plásticas

·             Daño por heladas

·             Movimiento estructural

 

En el segundo caso, tenemos las siguientes:

·             Inestabilidad volumétrica

·             Diseño estructural

·             Físico-químicas

 

Causas comunes de las fisuras en hormigón

Una vez que hemos establecido las distintas variedades de grietas, ahora vamos a conocer un poco más sobre cómo se producen. Existen varios factores que contribuyen a que aparezcan las fisuras, pero podemos resumirlos así:

·             Asentamiento de la estructura

·             Debido a la aplicación de una carga pesada

·             A causa de la corrosión de los refuerzos metálicos

·             Las fuerzas de expansión y contracción producto de variaciones en la temperatura

·             Falta de vibración al momento de vaciar la mezcla

·             Aplicación de una cubierta inadecuada durante la cementación

·             La pérdida de agua hace que la superficie del material se contraiga

·             Demasiado contenido de agua en la mezcla de concreto para manejarlo

·             Algunas mezclas para fortalecer y fraguar más rápido son más propensas a encogerse

 

Medidas preventivas para evitar estas fallas

Como hemos dicho, lo fundamental cuando se trabaja con este material es ser precavidos durante el fraguado y estar preparados para la aparición de grietas posteriores. Para ello hay que atender a una serie de factores clave.

Contenido de agua en el cemento

Mientras más baja sea la tasa de contenido de agua, más fuerte será el concreto. Durante el fraguado, esta proporción no debe exceder el 0.5%, por lo que la aplicación de un plastificante te permitirá trabajarlo mejor. Lo esencial es reducir la cantidad de humedad para que la contracción no afecte tanto la integridad de los bloques o losas.

Buena mezcla con productos de calidad

Para garantizar menos fisuras, la mezcla debe estar balanceada. Los agregados optimizados que son duros, densos y de buen tamaño eliminan la posibilidad de contracción. Por el contrario, los aditivos malos provocan grietas con más facilidad. Intenta evitar elementos adicionales para la mezcla como aceleradores o agregados sucios que exigen más agua.

La importancia del acabado

Nuestra recomendación es que distribuyas bien el tiempo haciendo uso de una técnica depurada para llevar a cabo esta etapa tan crucial. Trata de no sobrecargarlo mediante los soldados de cemento, ya que esto produce asentamiento, el agua se filtra y se crea una capa de agua en la superficie. No se recomienda terminarlo en ese estado, ya que el líquido volverá al concreto.

Curación adecuada del hormigón

Para evitar que las placas pierdan agua o se sequen de más, lo más recomendable es curar las losas por algunos días. Una vez que se hayan asentado, recurres al método habitual de delimitarlas con mortero y las mantienes húmedas. Una forma efectiva es cubrirlas con tapetes de algodón llenos de agua o rociarlas con un compuesto. La curación dura un mes y lo ideal es que en ese tiempo el concreto no esté sujeto a ningún tipo de carga que pueda agrietarlo.

 

Técnicas adicionales para reparar fisuras

Además de lo mencionado, puedes recurrir a otros métodos que han probado ser efectivos para este problema, como por ejemplo:

·             Coser el hormigón

·             Muting y sellado

·             Inyección de resina

·             Impregnación de polímero

·             Curación autógena

·             Impregnación de vacío

·             Apisonamiento

·             Sellado flexible

·             Taladrar y taponar

·             Vendaje

Como especialistas en maquinaria para la construcción, esperamos que esta información te sea de utilidad la próxima vez que vayas a trabajar con alguna estructura hecha de concreto. 

Comentarios
0
¿Quieres dejar un comentario?
COMENTAR
Nombre *
E-mail *
Duda/comentario *
* Campos obligatorios
Enviar amigo
Dejar comentario
Nombre *
E-mail *
Nombre amigo *
E-mail amigo*
Comentario *
Red social
UMACON S.A.
Polígono Malpica - Santa Isabel
Calle F 25B 26 27 - 50016 Zaragoza
CIF A50016930
T (+34) 976 57 12 12
F (+34) 976 57 11 97
inf@umacon.com
Desarrollado por UMACON + emedia
Cerrar política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.