05.02.2016

¿Qué es el hormigón/cemento armado?

0
Edificio construido en cemento

El hormigón o cemento armado es un material compuesto que, habitualmente, se utiliza en todo tipo de construcciones gracias a que es sumamente versátil.

Está formado por un aglomerante al que, después, se le añaden fragmentos o partículas de un agregado determinado, de agua y de ciertos aditivos específicos. Dicho aglomerado suele ser cemento y, en concreto, cemento Portland ya que, al mezclarse con el agua, genera una reacción de hidratación.


Por su parte, en la mayoría de ocasiones, las partículas de agregados suelen ser de arena, grava, gravilla o, en general, cualquier tipo de árido. Hay que destacar que existen otros tipos de hormigón que no utilizan cemento como conglomerante sino que, por contra, emplean el betún. Es el caso de, por ejemplo, el hormigón asfáltico utilizado para la construcción de las carreteras. 

El hormigón destaca, principalmente, por ser muy moldeable y por poseer unas excelentes propiedades adherentes. Además, en pocas horas fragua y se endurece, algo que le confiere una consistencia similar a la de las piedras. De hecho, esta es la razón por la que su uso está tan extendido en el mundo de la construcción. Asimismo, en algunos casos se añaden aditivos que aportan color, que aceleran o retrasan el fraguado, aportan impermeabilidad, etc.

Aquí puedes leer más sobre los secretos de la resistencia del hormigón.

Por norma general, el hormigón se utiliza, en la construcción, para realizar pavimentos y estructuras de edificios. Sin embargo, cabe señalar que, actualmente, se pueden distinguir varios tipos que varían, fundamentalmente, en su peso específico. Por ello, si pesa más de 3200 kilogramos por metro cúbico, se denomina hormigón pesado y, si por el contrario, pesa menos de 2200 kilogramos por metro cúbico, recibe el nombre de hormigón ligero. Entre ambos valores se sitúa el considerado como 'normal'.

Otra característica fundamental del hormigón es que ofrece unas prestaciones absolutamente excelentes en términos de compresión. De hecho, es capaz de soportar esfuerzos de muy alta intensidad en este sentido. Sin embargo, no tiene un buen comportamiento respecto a la flexión y a la tracción. Por ello, es frecuente que se presente con armaduras de acero en su interior. En estos casos, lo normal es denominarlo como hormigón armado o cemento armado.

Se estima que, actualmente y desde hace ya bastantes años, el hormigón es el material más utilizado en el sector de la construcción. Basta con decir que todos los edificios, puentes, puertos, diques, túneles, canales y, en definitiva, cualquier construcción que se precie, cuenta con hormigón para sustentarla. Dicho esto, debido a los avances técnicos, hoy en día existen muchas variantes como, por ejemplo:
 

  • - Hormigón reforzado con fibra de vidrio.
  • - Hormigón celular.
  • - Hormigón autocompactante.
  • - Hormigón con fibras naturales.


En definitiva, el hormigón y el cemento armado juegan un papel vital en el mundo de la construcción y, en general, en nuestro día a día.

 

Comentarios
0
¿Quieres dejar un comentario?
COMENTAR
Nombre *
E-mail *
Duda/comentario *
* Campos obligatorios
Enviar amigo
Dejar comentario
Nombre *
E-mail *
Nombre amigo *
E-mail amigo*
Comentario *
Suscríbete a UMACON
Gracias a este servicio podrás recibir información fresca y actual relacionada con los contenidos de UMACON
Nombre *
E-mail *
* Campos obligatorios
Red social
UMACON S.A.
Polígono Malpica - Santa Isabel
Calle F 25B 26 27 - 50016 Zaragoza
CIF A50016930
T (+34) 976 57 12 12
F (+34) 976 57 11 97
inf@umacon.com
Desarrollado por UMACON + emedia
Cerrar política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.